-->
Subcribe to our RSS feeds Join Us on Facebook Follow us on Twitter Add to Circles
// //

El Estrés Y La Ansiedad Bajan Las Defensas?

Es cierto que el estrés y la ansiedad afectan directamente al sistema inmunológico?

En los últimos años se ha ido desmenuzando cada vez más información acerca de los cambios que producen las emociones, estos pueden abarcar desde cambios Psicológicos hasta cambios Psicofisiológicos.

“Está comprobado científicamente que es un hecho real que las emociones que experimentamos provocan cambios en nuestro organismo.”
Las personas que sufrimos de estrés y ansiedad sabemos que existen aspectos psicofisiológicos que acompañan a las emociones (por ejemplo el miedo produce la aparición de taquicardias, sudoración, entre otros).

Al día de hoy podemos ver grandes avances en el estudio de la Medicina psicosomática y la Psicología de la salud, estos han logrado recopilar una gran cantidad de datos que explican la relación entre los factores psicológicos, la salud y enfermedades físicas. De entre dichos factores tienen especial relevancia las emociones.

La ansiedad, por ejemplo, es la emoción con más peso como prueba científica al relacionarla con el inicio de una enfermedad o el curso de la recuperación. Está comprobado que la ansiedad influye en la contracción de enfermedades infecciosa tales como, resfriados, gripes y herpes. Normalmente nuestro sistema inmunológico combatirá estos virus, sin embargo con la ansiedad las defensas fallan sutilmente.

Por Que Cuando Tenemos Estrés Y Ansiedad Bajan Nuestras Defensas?

Durante la tensión, las respuestas hormonales suprimen ciertas funciones inmunológicas, haciendo que las personas sean más susceptibles a los patógenos que causan infecciones. Cuando la ansiedad persiste, las actividades inmunológicas pueden estar deprimidas, es decir disminuyen.

El estrés mental crónico parece inducir la superproducción de un producto químico, el péptido derivado del gen de la calcitonina que yace en los terminales nerviosos de la piel. El exceso de péptido hace que ciertas células inmunológicas  queden muy recubiertas, haciendo muy difícil el trabajo del sistema inmunológico a la hora de contrarrestar ciertos virus infecciosos.

Durante el aumento del estrés y ansiedad, la adrenalina, la noradrenalina, el cortisol y la prolactina se liberan ejerciendo un poderoso impacto en las células inmunológicas. El aumento  de los niveles de todas estas hormonas, en el organismo, obstaculiza la función inmunológica. Si el estrés y es constante e intenso esta anulación puede volverse duradera.

Conclusión Final Sobre Si El Estrés Y La Ansiedad Bajan Las Defensas

Es cierto que la ansiedad y el estrés hacen que nuestro sistema inmunológico se vea afectado, sin embargo cabe recalcar que el estrés y la ansiedad no causan ninguna enfermedad en sí, si no que impide la recuperación porque baja las defensas del cuerpo y aumenta la sensibilidad de la persona a los problemas físicos que han existido anteriormente.

El estrés tiene la capacidad de debilitar la capacidad del sistema inmunológico lo que se convierte en un factor de riesgo a la hora de lidiar contra las enfermedades infecciosas, cáncer y otras tantas.
Es importante tener en cuenta que al igual que las emociones negativas afectan a la salud, “las emociones positivas  como el Optimismo y la Ecuanimidad, tienen afecto positivo en la salud” (Daniel Goleman)

Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +